World

Crece el hambre entre hispanos de Texas

Cada miércoles, Juana Cisneros, originaria de Nombre de Dios en Durango, México, acude a la Despensa de Comida de Dios (God's food Pantry), un banco de comida en Plano, un suburbio de Dallas, donde le ofrecen una dotación de alimentos para una semana. "Me quedé sin trabajo el mes pasado y tuve que venir a que me ayudaran porque tengo dos hijos", dijo mientras formaba parte de una larga fila de solicitantes.

Cisneros es una de una fila de solicitantes que se está alargando en Texas, especialmente entre latinos y en los condados que lindan con la frontera con México.

Cerca de nueve millones de hogares en Texas están en riesgo de padecer hambre, lo que lo convierte en el segundo estado con mayor inseguridad alimentaria en Estados Unidos, reveló esta semana un reporte del Departamento de Agricultura. Al mismo tiempo, la Red de Bancos de Alimentos de Texas precisó en un informe que el 44% de sus solicitantes de comestibles en 2010 fueron hispanos.

En los últimos 4 años, del 2006 al 2010, se incrementó en un 45% la solicitud de comida en los 19 bancos de alimentos en Texas. El año pasado, éstos distribuyeron despensas a 3 millones de personas.

"Está creciendo el hambre en el estado año con año, como muestran las cifras; la población hispana es la más afectada'', dijo el director de políticas estatales de la Red de Bancos, John Charles Dwyer.

More On This...

Aproximadamente el 26% de las familias en Texas han pasado por escasez alimenticia moderada y aguda entre 2008 y 2010, como indica la información de la dependencia federal de agricultura. Casi el 19% vivió riesgo de padecer hambre y el 7% restante tuvo "muy baja seguridad alimenticia".

La red de Bancos de alimentos de Texas considera que 1 de cada 7 hogares y 1 de cada 4 niños están en riesgo de padecer hambre en el estado, a pesar del programa federal de estampillas de comida o WIC (Women, Infants, Children) para recibir comestibles básicos.

Durante 2006, la Red de Bancos de Alimentos distribuyó comida a 2.1 millones de pobladores de Texas; en 2010 la cifra subió a 3 millones, un incremento del 45%. En esos últimos 4 años, también aumentó en 85% el reparto de alimentos a niños texanos pasando de 673 mil a 1.2 millones.

En un estudio en 254 condados del estado, en los condados colindantes con México como el de Hidalgo, se registró en un 24% de los hogares el riesgo de padecer hambre alimenticia, un 18% en el condado de Harris donde se ubica Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, y un 16% en el condado de Travis, donde está Austin, la capital de Texas.

En 2010, el 53% de los texanos debieron elegir entre pagar por sus servicios o comprar comida, dice el reporte, un aumento de 29% respecto a 2006.

Dwyer, de la red de Bancos de Alimentos de Texas, explicó a AOL Latino que el crecimiento entre las familias hispanas que están solicitando alimentos, se debe a causas tales como la recesión, la pobreza inicial, la falta de empleo y bajos recursos económicos a los que se enfrentan muchas veces debido a la carencia de educación adecuada, la barrera del lenguaje o "la discriminación racial o social".

"Una familia se priva de alimentos porque no hay empleos suficientes y los hogares hispanos sufren más por eso", dijo Dwyer, quien también externó que los condados más afectados por el riesgo de hambre son los que se encuentran a lo largo de la frontera con México, en el sur de Texas.

Informó que en los 19 bancos de alimentos durante el año pasado, el 44% de los solicitantes fueron hispanos, le siguen los afroamericanos con un 28%, los blancos no latinos con 26% y un 2% de otras etnicidades.

"El problema es la distribución de la comida, no hay suficiente en los bancos de alimentos porque cada año está aumentando el número de solicitantes", afirmó.

"El reporte arroja cifras sobre la magnitud del hambre en Texas, que es el segundo peor en el país en este aspecto", comentó en un comunicado Jeremy Everett, director de la Iniciativa Texas Hunger de la Universidad de Baylor.

Cisneros, la que espera su ración alimenticia semanal en el banco de comida de Plano, cuenta que en su pueblo vivió pobreza, pero no recuerda haber sentido hambre, contó, tal vez porque "había un pequeño sembradío detrás de mi casa y por lo menos había maíz y algunas verduras para la familia".

Yolanda González Gómez. Periodista con más de 20 años de experiencia como reportera, corresponsal y columnista. Ha trabajado como corresponsal del diario ''La Jornada'' en México, en el ''Diario La Estrella'' en Dallas y ha sido colaboradora en los periódicos ''Reforma'' y ''Hoy'' de Tribune en Los Angeles y Chicago. Es Licenciada en periodismo y tiene estudios de Letras Españolas. Actualmente reside en Dallas.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino