World

Vaticinan ejecuciones hipotecarias sin tregua

En Wall Street los financieros se frotan las manos debido a que sus ganancias corporativas y personales llegan a niveles multimillonarias record. Pero en Nuevo México, los Camacho han reiniciado una vida difícil en busca de los mínimos de bienestar, que en California no pudieron prodigar a los suyos debido a la asfixia económica de su deuda hipotecaria.

Desempleado por la crisis él y su esposa que no ha entrado al mercado del trabajo, el matrimonio quiso conservar su casa con una modificación y una bancarrota, pero nada obtuvieron. Vinieron a nosotros con una deuda al banco superior al medio millón de dólares de una propiedad en franca devaluación. Y para hacer más difícil su estado financiero, tenía adeudos en todas sus tarjetas de crédito.

Nuestro consejo legal fue que trataríamos de alargar el caso lo más que se podía para llegar a una conclusión al través de un short sale ( venta en corto ). Obligados por las circunstancias, se fueron a vivir a Nuevo México, donde él encontró un empleo de poca paga, pero al menos tiene lo mínimo para la manutención de su familia. De esta manera proyecta capear este temporal, que más bien es un vendaval para él y para millones, quienes han vivido el agobio de esta crisis.

Las últimas noticias de Economía

Un torbellino que provocó que en el 2010 más de un millón de propiedades fueran atrapadas por la red de la ejecución hipotecaria, de acuerdo al último reporte de la firma especializada Realty Trac. Se trata, dice, de una cifra sin precedente desde que empezó su seguimiento a ese tipo de acciones de los prestamistas.

Realty Trac, sin embargo, considera que el ciclo de las ejecuciones podría llegar a niveles sin precedente ya que si bien la economía ha tenido leves mejorías, aún persiste un elevado nivel de desempleo y la actividad económica dista de entrar a su plenitud.

Esto ocurre a casi tres semanas que se dio a conocer un reporte de un comité legislativo, que hizo un prolijo análisis de los motivos de la crisis de las hipotecas y que, incluso, se señalaron a los responsables, especialmente , el gobierno y las instituciones crediticias. En ese tiempo, por desgracia, la administración Obama no ha hecho nada relevante para dar cauce a una salida de esta encrucijada.

Dentro de este contexto, el diario Los Angeles Times reportó que el Gobierno Federal regulador había presentado una demanda contra algunos banqueros, quienes hicieron algunos préstamos y que luego se fueron a la quiebra después de la hipoteca Meltdown. El pleito alega que los banqueros actuaron con negligencia por aprobar los préstamos. Los banqueros sostienen que el gobierno regulador aparecían en los préstamos cuando se hicieron y no hicieron nada. "¿De qué se quejan?", dicen los banqueros. Y como sabemos, lo que siguió como resultado fue una inundación de miseria entre propietarios.

Tenemos también que el fiscal general de California demandó a Countrywide y sus ejecutivos Angelo Mozilo y David Zambol y obtuvo 5.2 millones de dólares, que usarán para financiar un programa de asistencia para dueños de casa que enfrentan ejecución hipotecaria.

Countrywide declaró que tendrán que pagar el dinero en nombre de Mizolo y Zambol, en otras palabras, estos ejecutivos estuvieron en la vanguardia de la crisis hipotecaria con base en préstamos sucios.

Bien por esta intención, pero considero que faltan acciones de fondo contra los responsables del estallido de la burbuja inmobiliaria que desencadenó la recesión, que ha golpeado severamente al pueblo estadounidense. Lo que vemos es que los banqueros, incluyendo Golman Sacks, seguiran haciendo negocios y de las suyas como de costumbre.

Y para terminar, cabe destacar la actuación de un juez ante un banco que mañosamente le dijo a una familia que se salieran de la bancarrota y a cambio le daría su modificación, pero lo que les dio fue su subasta. Los afectados presentaron su caso ante un juez, quien ha pedido investigar qué fue lo que paso. A leguas se ve la mano negra del banco. Dicho magistrado, quien conoció el caso en apelación, ha concedido a esta familia proseguir en la bancarrota ( bajo protección federal), o sea, que el banco tendrá que esperar a las alegaciones en este proceso. Bien por el juez.

Si usted quiere ponerse en contacto con el abogado John Ramos, bilingüe, radicado en Los Angeles, California, puede llamarle al 1 866 963 1891 y su dirección electrónica: abogadojohnramos@aol.com

AOL NOTICIAS