Latino

Evo habla con Fox News Latino

Foto Archivo

Foto Archivo  (2006 Getty Images)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy en una entrevista con Fox News Latino desde Nueva York que el acuerdo marco entre su país y Estados Unidos está muy avanzado, y que espera que sea una realidad "lo antes posible", lo que supondría normalizar las relaciones diplomáticas, con la apertura de nuevo de sus embajadas en ambos países.

"Ojalá que el acuerdo se cierre lo antes posible", dijo el mandatario.

Morales también habló del presidente de Venezuela, Hugo Chávez,  recientemente operado de un tumor y con quien ayer martes conversó por teléfono. "Le he escuchado muy fortalecido, me explicó que está muy bien y, como siempre, pronto estará batallando desde los pueblos latinoamericanos  en defensa de la igualdad y de la dignidad de los pueblos de la región".

El mandatario boliviano se encuentra hoy miércoles en Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, con motivo del primer aniversario de la declaración por parte de la asamblea y a iniciativa de Bolivia del acceso al agua potable como un derecho humano.

Hablando sobre el acuerdo marco con Estados Unidos, Morales dijo que "se han superado todos los temas" del convenio, algo que, añadió, supondrá que "Bolivia tendrá un embajador en Estados Unidos y Estados Unidos uno en Bolivia".  "Es lo máximo que podemos conseguir con el acuerdo".

More On This...

Esto normalizaría una relación diplomática  deteriorada  desde que en 2008 Bolivia decidió expulsar al entonces embajador estadounidense en el país, Philip Goldberg, acusado por el gobierno de Evo Morales de conspirar para derrocarle. Algo  a lo que el gobierno norteamericano respondió con la expulsión del entonces embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.

Pero aunque el acuerdo está muy avanzado Morales dijo que de momento aún hay un tema en la mesa para que el pacto sea una realidad: "El problema de fondo es el de la cooperación".

Según explicó, la discrepancia radica sobre la administración de las ayudas al desarrollo que daría Estados Unidos a través de la Agencia de Ayuda Internacional al Desarrollo (USAID, por sus siglas en inglés), y que según el mandatario, Estados Unidos quiere que se hagan cargo contratistas.

Evo Morales defiende que sea gestionado todo por su administración.

"Ellos quieren designar autoridades para que manejen la cooperación pero eso es con fines políticos. Es cooperación para conspirar contra el gobierno", argumentó Morales que recordó: "Tuvimos el problema con el embajador (Philip Goldberg) porque estaba conspirando un golpe de Estado".

A pesar de las diferencias en este tema, el presidente de Bolivia se mostró confiado en que Estados Unidos acepte llegar a un acuerdo lo antes posible. "Tengo esperanzas de que (Estados Unidos) revise las observaciones que hicimos sobre este tema".

Morales concedió la entrevista poco antes de intervenir en la sesión de la asamblea sobre el acceso a agua potable como derecho humano.  "Ahora es obligación de los estados  la implementación  de esta resolución para que el agua sea de servicio público y no un negocio privado", dijo Morales.

Mientras el presidente boliviano defiende el derecho humano del agua, también espera conseguir en el marco de la ONU  "un derecho de los pueblos indígenas": que la convención de 1961 de Naciones Unidas no penalice el masticado de hoja de coca en el país andino.

Morales defiende que el masticado es algo "que tal como está demostrado científicamente, por estudios hechos por universidades como la de Harvard, la hoja de coca en su estado natural no hace daño a la salud humana".

"De manera muy respetuosa apelo a  los países de ONU, especialmente a los signatarios del convenio a que reconozcan un derecho. Un derecho a los pueblos indígenas, que es milenario, la hoja de coca no la utilizamos como alimento o medicina sino también para nuestros ritos".

Morales dice "tener mucha confianza" en conseguir que se acepte esta petición que, siguiendo el protocolo, no podrá realizar hasta enero de 2012. Entonces, los países tendrán que pronunciarse sobre si están a favor o no.  Para rechazar la solicitud de Bolivia tendrían que estar en contra 63 de los 184 países signantes de la Convención de 1961.  

Bolivia lo intentó antes a través de otro procedimiento, una enmienda, que tuvo el rechazo de 18 países, entre ellos Estados Unidos. En ese caso el rechazo de un sólo país impedía que la enmienda se aceptara.

Hablando finalmente de la salud de su aliado en la región, Hugo Chávez, Morales apostilló: "(Ayer) me informó brevemente de su tratamiento y me recordó que me haga chequeos, que me cuide. Decíamos que antes los políticos nos cuidábamos poco la salud, que era trabajo y trabajo por el pueblo".

"Y cuando hay conspiradores internos y externos se requiere más esfuerzo y descuidamos más la salud".

Precisamente, Morales habló hoy en rueda de prensa sobre la denuncia que hizo de que podrían poner cocaína en su avión presidencial al viajar a Nueva York para detenerlo en Estados Unidos.

"Es una información que nos sorprendió, nos alarmó por completo. "Nos hace pensar que estaban preparando detenernos por narcotráfico", dijo. "Tengo mucho miedo al gobierno de Estados Unidos", comentó ante la prensa tras criticar el imperialismo.   

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino