World

NY: Lotería para matrimonios gay causa rechazo

Cortesía Mamarazzi

 (Cortesía Mamarazzi)

La felicidad no será completa para muchas parejas gay que esperaban casarse el domingo. La decisión del alcalde Bloomberg de hacer una lotería, para decidir quiénes se casan o no, es una bofetada a la comunidad de Nueva York, dijo la reverenda Carmen Hernández.

Carmen Hernández y Doris De Armas fue la primera pareja latina de lesbianas en registrarse online para obtener la licencia de matrimonio y poder consumar su matrimonio el domingo 24 de julio, ahora, sostiene: "Tenemos que esperar que la suerte esté de nuestro lado, porque con una lotería nunca se sabe", sentenció.

"La decisión del alcalde Michael Bloomberg y la presidenta del concejo Christine Quinn no fue consultada con ninguna de nuestras organizaciones. Es algo arbitrario. Nos está robando el 'momentum' de una celebración histórica" reiteró Hernández, quien es activista social en el vecindario de Soundview en El Bronx y puertorriqueña de Río Piedras; su pareja Doris es de Nueva Jersey pero de descendencia Cubano-Boricua.

La ciudad ha sido desbordada por la avalancha de solicitudes de licencias de matrimonio y la lotería escogerá al azar las 764 parejas que contraerá matrimonio el domingo, un día antes en que oficialmente entre en vigor la ley del matrimonio gay.

La oficina de Turismo de la ciudad promovió una agresiva campaña de mercadeo para atraer hasta Nueva York a una masiva cantidad de parejas gay para que contraigan matrimonio aquí, pero el límite impuesto, contradice las expectativas de negocio que se preparaban.

No sólo eso tiene enojadas a Carmen y Doris sino -dice Carmen quien lleva siempre la voz cantante- el hecho que "el alcalde, quien sabe con criterio, asignó un cupo de parejas para cada condado de la ciudad. A El Bronx le dio 98 mientras a Manhattan 400; lo cual es un abuso y un insulto para la comunidad gay de nuestro condado", aseguró Hernández.

Carmen Hernández es reverenda de la iglesia Metodista Unida de El Bronx y además presidente de la Cámara de Comercio Hispana de la Comunidad LGBT en ese condado y confiesa: "Nunca ha sido un problema, gracias a Dios, no fue malo para mí cuando confesé ser lesbiana. Me ordenan por lo que hago en la comunidad a través de la iglesia, no por ser una persona gay".

Sobre su activismo en la lucha por la igualdad de los homosexuales declara con orgullo haber sido la única lesbiana latina en El Bronx que tuvo la valentía de persistir por los derechos de la comunidad LGBT.

"Fui a Albany y fui la única latina que representé a El Bronx. Fue un honor tomar parte en los debates y manifestaciones; fue una maravillosa oportunidad poder representar a las mujeres lesbianas latinas de mi condado y todo Nueva York", proclama Hernández.

Hernández miró en retrospectiva todo lo que significó lograr la aprobación del matrimonio gay.
"Cuando se lucha por la justicia, se lo hace con convicción. El momento en que se anunció la aprobación de la ley yo estaba muy entusiasmada. Lo único que salió de mi boca fue...wow le ganamos a Díaz el Apocalipsis! Y yo vivo en su distrito", refiriéndose al reverendo Rubén Díaz, el senador hispano que se opuso y sigue oponiéndose al matrimonio gay.

En El Bronx muchos reconocen la acción de Hernández. El domingo también se celebra el Desfile Dominicano en ese condado y ella fue elegida madrina del evento, siendo la primera vez en la historia de la comunidad LGTB que uno de sus miembros ostenta esa dignidad.

Carmen y Doris esperan con impaciencia que llegue el momento de formalizar su matrimonio. Ellas se conocieron a través de internet hace cuatro años y según Carmen fue "un amor a primera vista". Viven oficialmente juntas desde hace dos años.

Sobre los preparativos para la boda Carmen revela que no van a esperar lo que resulte de la lotería y decidieron hacer la fiesta de matrimonio el 29 de julio.

"Todo va muy bien, gracias a Dios, sólo confiar en Dios que todo va a salir bien".

El único problema, dice Carmen, es el Departamento de Parques en El Bronx.

"No son amigables con la comunidad LGBT. Tienen la intención de darnos un mal rato". Carmen se refiere a que han solicitado permiso para celebrar su fiesta de matrimonio en Orchard Beach y enfrentan una serie de trabas.

"Nada impedirá que hagamos realidad nuestro sueño", asegura Carmen.
Finalmente, Carmen y Doris son una pareja muy afortunada porque dicen contar con el aprecio de muchos amigos quienes colaborarán en cubrir la mayor parte de los gastos matrimoniales. Sus padrinos son los asambleístas José Rivera y Pedro Rivera.

"Que Dios nos bendiga, tendremos tortas de MDV, el negocio más reputado de pasteles en El Bronx, las bebidas será un detalle de Inca Kola y de Brew Sugar Hill. Las sesiones de fotos las hará la fotógrafo independiente Emmy & Mamarazzi, mientras que los arreglos florales corren por cuenta de Red Arco Iris; el menú será una combinación de platos de especialidades latinas e italianas de Joes Caridad y Louie Restaurant".

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino