LIFESTYLE

Medios hispanos: Voto latino y política migratoria

AP

 (AP)

Nada como el reino mágico de Disney para sentir que de veras que la vida es hermosa y el optimismo es posible.

Estuve en la Conferencia Anual de la Asociación de Periodistas Hispanos (NAHJ) en Orlando, donde hubo sabor latino y algunos anuncios positivos.

Durante una sesión en que intervinieron Mónica Lozano, presidenta de ImpreMedia; Isaac Lee, presidente de noticias de Univisión; Ramón Escobar, vicepresidente de noticias de Telemundo; y Eduardo Zavala, presidente ZGS, los cuatro hablaron de contrataciones y de progreso.

Lozano dijo que ampliará la operación en línea.

Lee se remitió al anuncio previo de la cadena de lanzar canales de 24 horas de noticias y deportes para 2012. Escobar indicó que Telemundo va a volver a tener noticieros los fines de semana y se reabrirían informativos locales en las ciudades donde fueron cerrados, antes de la compra de NBC por parte de Comcast.

Zavala, cuya red de estaciones de televisión es de propiedad hispana, y retransmite programación de Telemundo, dijo que agrandará la operación de su estación en San Antonio.

Después de un lustro de malas noticias para los medios de comunicación en general, en esta ocasión, las empresas hispanas líderes del país sugieren que hay luz al otro lado del túnel.

La periodista Verónica Villafañe, expresidenta de NAHJ presentó un video de promoción que lanzó Univisión, después de que se dieron las extraordinarias cifras de población latina que contabilizó la Oficina del Censo.

Lo de los 50 millones de hispanos fue repetido una y otra vez.

Yo hablé un momento con los cuatro y no tengo duda que el alza de población ha sido refrescante.

Con los números, es evidente que las empresas que habían hecho a un lado al mercado hispano, no solo lo están reconsiderando, sino que de facto lo ven como una nueva alternativa.

Sin embargo, detrás de la cortina de esperanza generada por el Censo, el tema migratorio no fue ajeno siquiera en el encuentro de los cuatro grandes.

Y algunos de los talleres en español de la conferencia despidieron ese tufo que es el de la realidad.

Del avance de las leyes tipo Arizona en Alabama y Georgia, de la aprobación del E-Verify en Carolina del Norte.

De los esfuerzos del congresista Lamar Smith, para que el E-Verify sea una medida obligatoria en todo el país, así perjudique a ciudadanos naturalizados y residentes legales.

De los paños tibios que el director de ICE, John Morton, le quiere hacer a Comunidades Seguras, para tratar de maquillar la realidad de que el proyecto de deportar criminales ha sido en realidad una centrifuga de expulsar a trabajadores sin record de delincuentes.

Hasta ahora el papel de esos medios grandes, especialmente de los televisivos, ha sido de argumentar los cañones periodísticos de la objetividad, para no realizar una campaña abierta y frentera que abogue por la reforma migratoria, por el Dream Act y en contra de los antiinmigrantes.

Para que quede claro: No estoy diciendo que mis colegas de Univisión y Telemundo no hayan hecho trabajos valiosos periodísticamente.

Lo que yo desearía es que los mismos recursos que asignan a reinados de belleza o bailongos en la playa, los dedicaran a convocar a los hispanos ciudadanos para que apoyen a los latinos menos favorecidos.

Una convocatoria de las cadenas televisivas, de la radio, de los portales de internet y de los periódicos a actuar para solucionar el problema de estatus a los 11 millones de indocumentados, habría logrado la reforma migratoria, y probablemente se habría evitado la expulsión de casi un millón de televidentes, radioescuchas, internautas y lectores.

Se tiene que reconocer que el impacto del poder político del voto latino no se ha hecho sentir como debería con los 21 millones de hispanos capacitados para sufragar.

Tampoco han impresionado los trillones de dólares que mueve el consumo latino.

Los que si son verdaderamente poderosos son los medios de comunicación hispanos.

En la portada de Qué Pasa-Mi Gente, el periódico en el que trabajo, aparece un cintillo en la parte inferior que exige sin ambages una legalización de los indocumentados mediante una reforma migratoria integral.

Los demás deberían imitarnos y hacer algo parecido.

Rafael Prieto Zartha es el director editorial del semanario Qué Pasa-Mi GenteQué Pasa-Mi Gente, en Charlotte, Carolina del Norte.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino