World

Denuncias de ataques y delitos sexuales en Ocupemos Wall St.

File Photo

File Photo  (2011 AP)

Denuncias en todo el pais sobre ataques sexuales en las manifestaciones Ocupemos Wall St. Han puesto en guardia a la policía como así también a los activistas

Se sabe que ha habido más de media docena de ataques en los campamentos de Ocupemos Wall St., incluidos tres en las manifestaciones de Nueva York, lo que ha obligado a montar refugios “sólo para mujeres”, en el Parque Zuccotti, de Manhattan.

“Nos preocupan las violaciones y ataques que no han sido denunciados,” advirtió el sargento, Ed Mullins, presidente de la Asociación Benevolente de Sargentos, un sindicato de policía de la Ciudad de Nueva York. “No hay forma de saberlo. Si se denuncian 3 o 4 delitos, no hay forma de saber si, en realidad, han ocurrido 8 o 10.”

También llamó la atención sobre lo jóvenes que son los manifestantes.

“Están en un nido de víboras, no es de extrañar que sean más propensos a cometer delitos,” agregó.

More On This...

El primer incidente denunciado, ocurrió el pasado 8 de octubre, cuando un hombre fue acusado de abusar sexualmente, de una mujer que estaba durmiendo en el Parque Zuccotti. La víctima no denunció los hechos hasta unos días después, cuando volvió a ver al sospechoso, David Park, 27 años, en el lugar de la manifestación.

Park, un residente de Connecticut, ya había sido denunciado, en marzo, por conducta desordenada, en Nueva York y en su estado de origen, y sobre él pesaban numerosas órdenes de arresto, antes de que empezaran las manifestaciones.

La semana pasada, se denuncio otro incidente, el de un ciudadano de Brooklyn, Tonye Iketubosin, 26 años, que fue arrestado, supuestamente, por atacar sexualmente, a una mujer, en su tienda, del Parque Zuccotti, el pasado 25 de octubre.

Iketubosin, voluntario de “cocina” de Ocupemos Wall St., fue interrogado sobre la presunta violación, de otra mujer, el 29 de octubre.

También en Dallas, ha habido denuncias de abusos sexuales, como la de un hombre, de 23 años, acusado de mantener relaciones sexuales, con una niña, fugada, de 14 años, en Cleveland, donde la policía abrió una investigación por ataque sexual ocurrido, supuestamente, el pasado 15 de octubre.

Los organizadores de Ocupemos Wall St., no han dado explicaciones, pero han hecho público un comunicado, para todos los participantes.

“Como individuos y como comunidad, tenemos la responsabilidad y oportunidad de crear una alternativa, a esta cultura de la violencia,” dice el comunicado. “Trabajamos para un OWS y un mundo, en el que los supervivientes, sean respetados y apoyados, incondicionalmente… Estamos redoblando esfuerzos, para concienciar a todos, sobre el asunto de la violencia sexual, incluido tomar medidas preventivas, como fomentar relaciones sanas y dinámicas, y prácticas consentidas, que eviten estos ataques.”

Los incidentes de delitos sexuales, hurtos, ataques y brotes generales de violencia, han surgido, no sólo en Wall St., sino en campamentos de OWS, de todo el país.

Y, muchos de los manifestantes, se han vuelto más agresivos, últimamente.

El incidente más grave, ocurrió en Portland, la pasada noche, la policía acudió tras avisos de que se estaban lanzando cócteles Molotov, cerca del World Trade Center. Las autoridades habían recibido información, sin confirmar, hacía una semana, de que personas del campamento de, Ocupemos Portland, estaban fabricando bombas consistentes, en una botella de vidrio, llena de gasolina, y un trapo humedecido, que sobresale, a modo de mecha.

En el campamento de, Ocupemos San Diego, a los vendedores ambulantes, les obligaron a cerrar sus carritos, el lunes, después de que, los manifestantes, hartos por no recibir comida gratis, empezaran a cometer actos de vandalismo, con los carritos.

Los alborotadores, no sólo pintaron graffitis en los carritos, sino que los rociaron con sangre y orina.

Por si esto fuera poco, amenazaron de muerte a los vendedores, según la estación local de radio, KNX 1070.

El pasado fin de semana, un hombre se encontraba en, el Parque Zuccotti, tomando fotografías, del campamento OWS, cuando un indocumentado se le acercó, y le golpeó en el rostro, provocándole una laceración, según informes de las fuerzas de seguridad.

También en lower Manhattan, la propietaria de un negocio, dijo haber siso aterrorizada, y amenazada por los acampados de OWS, después de prohibirles utilizar el WC, o el baño, de su negocio.

Stacey Tzortzatos, owner of Panini and Co., located across from Zuccotti Park, got fed up two weeks ago when demonstrators broke a bathroom sink causing flooding in the shop and leaving her with a bill of $3,000 in damages, according to the New York Post.

Stacey Tzortzatos, propietaria de Panini and Co., en el Parque Zuccotti, llegó a su límite, después de que los manifestantes rompieran el lavabo de su baño, inundándole la tienda, y dejándole una factura de 3.000 dólares, en daños y perjuicios, según el diario, The New York Post.

En Boston, manifestantes, sin hogar, fueron desalojados, de la Plaza Dewey, después de que se supiera que, tenían cuchillos y un alijo ilegal, de drogas.

“Las fuerzas de seguridad del estado están con los brazos cruzados. Pero no comen ni dejan comer,” concluyó Mullins. Aludiendo a las manifestaciones, de Nueva York, dijo, “Cuando entren a limpiar, habrá problemas en el parque. Pero no hacerlo, sería perjudicial.”

Mas información FoxNews.com
 

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino