World

California: Latinos, los más golpeados por el desempleo

AP

 (AP)

Los trabajadores latinos de cinco zonas metropolitanas de California son el grupo más golpeado por la crisis económica en Estados Unidos, según un estudio del Instituto de Política Económica (EPI), cuyos expertos hicieron una radiografía del problema. Después de Providence (Rhode Island - 25.2%) y Hartford (Connecticut - 23.5%); Fresno (21.1 %), Bakersfield y Riverside (18.4 %), San Francisco (14.3%) y Los Angeles (13.4%) se encuentran entre las primeras 18 de 38 zonas del país donde la tasa de desempleo tiene mayor impacto en la comunidad hispana.

Datos compilados de 2009 a 2010 en el informe de EPI indican que el desempleo tuvo su punto más álgido en septiembre de 2010, con un nivel de 12.5%, aunque los hispanos son los más afectados con un 21.1%. Tan solo la zona de Fresno se encuentra 8.6 puntos porcentuales por encima del resto de la población californiana.

Datos de la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo (Bureau of Labor Statistics o BLS) corroboran el informe del EPI y detallan que para agosto de 2011 se encontraban sin trabajo un total de 69,262 personas en la zona metropolitana de Fresno, 53,735 en Bakersfield, 216,251 en San Francisco, 245,323 en Riverside y 757,330 en Los Ángeles. En particular, en la zona metropolitana de Los Angeles, tan solo de mayo a agosto, 50,129 perdieron sus empleos y se agregaron a las filas del desempleo. En total, 1,3 millones de desempleados en esas cinco zonas.

"Ciertamente es una situación aterradora en ciertas partes de California", dijo a AOL Latino Algernon Austin, director del programa sobre raza y etnicidad del EPI, y autor del reporte titulado "Desempleo de Hispanos en todas las áreas metropolitanas del país" (Hispanic unemployment rates in metropolitan areas around the country).

El experto indicó que "desafortunadamente, no solo para California sino para la nación, "no se vislumbran buenas noticias en el futuro cercano" con un lento crecimiento y mayores tasas de desempleo.

More On This...

Para los trabajadores latinos, en particular, la situación podría empeorar todavía más. Miles perdieron sus trabajos en la industria de la construcción, a consecuencia del colapso del mercado inmobiliario, un sector que no se ha recuperado en los estados de California y Nevada.

"Los bajos niveles educativos de los trabajadores latinos es otro factor que les está afectando", indicó Austin. "Las dificultades para conseguir un empleo bien remunerado son mayores".

Tal es caso de Rubén Muro, un inmigrante guatemalteco de 48 años de edad, quien trabajó por ocho años como agente de bienes raíces durante el "boom" inmobiliario en California.

"El mercado de venta de casas está inmóvil; no hay ventas ni compras porque los bancos no están prestándole dinero a casi nadie", dijo Muro a AOL Latino. "No hay gran demanda de mis servicios, la gente que tiene el dinero no crea empleos y tampoco la gente quiere gastar... después de seis meses desempleado, apenas he conseguido un trabajo de administración en una empresa", aseguró.

El estudio del EPI menciona que entre las primeras 18 zonas metropolitanas del país que también registran altas tasas de desempleo se encuentran Las Vegas, Nevada (19.4 %), Orlando (16.4%) y Tampa (13.2%) en el estado de Florida.

Otras de las principales conclusiones del estudio señalan que, por segundo año consecutivo, en Hartford, Connecticut, los hispanos estuvieron 3,4 veces más propensos que los blancos de ser desempleado, y 2,5 veces más probabilidades que los blancos de perder el trabajo.

El informe identificó seis áreas metropolitanas de Texas estaban entre los 10 con menor índice de desempleo entre los hispanos: Laredo, Corpus Christi, San Antonio, El Paso, Houston y Austin, y Washington tuvo la menor tasa de desempleo para los latinos.

"Estos resultados del EPI son un recordatorio de que, si bien la crisis del empleo afecta a toda la nación, muchas comunidades se enfrentan a un verdadero estado de emergencia", consideró Catherine Singley, analista principal de políticas en el Consejo Nacional de La Raza (NCLR).

"El gobierno no puede permanecer ajeno cuando a tantos se les niega una oportunidad en el Sueño Americano. A partir del Proyecto de Ley de Trabajos del Presidente [Barack Obama], las autoridades deben tomar medidas enérgicas para crear puestos de trabajo, con medidas deliberadas para zonas objetivas más afectadas por el desempleo".

LA SITUACIÓN EN CALIFORNIA

En el estado de California, en el mes de julio solamente se crearon 4,500 nuevos empleos no pertenecientes al sector agrícola.

Entre agosto de 2010 y 2011, tan solo en las zonas de Fresno, Bakersfield, San Francisco, Riverside y Los Ángeles se han perdido más de 1.3 millones de trabajos.

En ese periodo solamente se han creado 189 mil trabajos, es decir, más de 1.1 millones de desempleados siguen recibiendo beneficios del seguro de desempleo a través de una tarjeta de débito del Departamento de Desarrollo del Empleo de California (EDD).

En total, el número de desempleados en toda California, hasta agosto de 2011 era de 2.17 millones de personas -8,000 más en ese mes-, pero 83 mil menos que en agosto de 2010.

El informe del EDD sobre el empleo de nómina (trabajos en base sueldos y salarios) en los sectores no agrícolas de California ascendió a 14 millones 57,200 en agosto, una pérdida neta de 8,400 puestos de trabajo desde la revisión del mes de julio.

Esto siguió a una pérdida de 4,600 puestos de trabajo.

La minería y la explotación forestal; manufactura, comercio, transporte y servicios públicos y profesionales de negocios, ocio y hostelería añadieron puestos de trabajo en agosto de 2011, con una ganancia neta de 9,900 puestos de trabajo.

El sector comercio, transporte y servicios registraron el mayor aumento durante el mes, con la adición de 5,700 puestos de trabajo.

No obstante, seis categorías: construcción, información, servicios financieros, servicios educativos y de salud, y servicios gubernamentales registraron un descenso o pérdida de 17,500 trabajos.

La construcción registró el mayor descenso, con 7,200 puestos de trabajo perdidos.

"Las estadísticas son sorprendentes", dijo Catherine Singley de NCLR. "El gobierno debe hacer grandes esfuerzos para que se apruebe la Ley Estadounidense de Empleos (American Jobs Act) y que el Congreso actúe de inmediato para la creación de 1.5 millones de empleos".

"No es suficiente, pero representa un paso en la dirección correcta, porque los economistas y expertos dicen que tardaremos de cinco a ocho años para intentar volver a donde estábamos, antes de la recesión económica del país", aseguró.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino