World

Crímenes de odio‎ contra hispanos: Piden acción a Suffolk, Long Island

Immigrant Marcelo Lucero, who was killed by Jeffrey Conroy, 19, of Medford.

Immigrant Marcelo Lucero, who was killed by Jeffrey Conroy, 19, of Medford.  (AP)

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó al al Departamento de Policía del Condado de Suffolk, Long Island una acción más enérgica para combatir los casos de crímenes raciales contra latinos.

Tras una investigación que tomó dos años, la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia divulgó una carta que hizo llegar al Ejecutivo del Condado Steve Levy, en la que se detallan las fallas en los procedimientos con los que opera el departamento de policía de Suffolk (SCPD, por sus siglas en inglés).

Entre las recomendaciones destacan que la policía de Suffolk debe mejorar su respuesta en los casos de odio racial, reformar sus procedimientos y tratar en forma igualitaria a los hispanos.

El Departamento de Justicia inició la investigación una vez que varias organizaciones defensoras de los derechos civiles y pro inmigrantes protagonizaron varias marchas donde denunciaron la falta de transparencia e indiferencia por parte de la policía de Suffolk en las investigaciones de casos de odio racial contra la comunidad hispana.

Las protestas se radicalizaron a raíz del asesinato del inmigrante ecuatoriano Marcelo Lucero, quien fue golpeado con bates y apuñalado por una pandilla de adolescentes blancos en noviembre de 2008 en Patchogue, pueblo perteneciente al condado de Suffolk. El homicidio fue clasificado como crimen de odio por motivos raciales.

Jeffey Conroy de 19 años de edad, residente de Medford, fue declarado culpable de homicidio en primer grado, así como de 5 cargos menores relacionados con su apuñalamiento de Lucero. Además de Conroy, otros seis adolescentes fueron vinculados al caso y acusados de ataque en pandilla.

Entre sus recomendaciones el Departamento de Justicia busca se mejore el sistema de seguimiento de denuncias contra la policía.

En respuesta a la carta de 28 páginas del Departamento de Justicia, el Ejecutivo del Condado, Steve Levy emitió una escueta declaración, "algunas de las recomendaciones son constructivas y se podrán en práctica, muchas otras ya se están aplicando y con algunas no estamos de acuerdo", anotó Levy.

Steve Levy ostenta desde 2003 su posición como Ejecutivo del Condado de Suffolk, fue elegido como demócrata y más tarde pasó a filas republicanas.

Levy no es grato para la comunidad latina. Su administración impuso estrictas medidas anti inmigrantes, promovió que se verificara el estatus legal en las solicitudes de empleo y severas restricciones para que no se concedan licencias de conducir a los indocumentados.

Por su parte, el presidente y consejero general de la organización Latino Justice PRLDEF, Juan Cartagena se mostró satisfecho con el pronunciamiento del Departamento de Justicia.

En declaraciones para Latino Voices-Huffington Post Cartagena sostuvó: "hoy el Departamento de Justica reivindicó lo que Latino Justice ha venido sosteniendo sobre el Departamento de Policía del Condado de Suffolk".

Latino Justice encabezó el grupo de organizaciones que denunciaron en su momento a la policía de Suffolk.

A juicio de Cartagena, en el condado de Suffolk "hay dos clases de residentes, los latinos y lo que no son latinos. Es ilegal hacer ese tipo de distinciones y pasar por alto las necesidades de seguridad pública de sus residentes por igual".

Latino Justice presentó un memorando de 11 páginas al Departamento de Justicia una semana después de asesinato de Marcelo Lucero en 2008.

La organización detalló entonces, el comportamiento de la policía de Suffolk sobre investigaciones contra latinos por motivaciones raciales, lo que originó que el Departamento de Justicia abriera una investigación.

Foster Mae, fiscal superior de Latino Justice declaró para Latino Voices-Huffington Post que: "Esto -la investigación- refleja la actitud que los agentes de la policía de Suffolk tenía hacia los latinos. Agradecemos la investigación a fondo que hizo el Departamento de Justicia y esperamos seguir trabajando juntos en estos casos".

Para el activista de origen salvadoreño Luis Montes, "Las recomendaciones hechas por el Departamento de Justicia deben ser acatadas por la administración de Levy para lograr una mejor relación entre las comunidades minoritarias y el gobierno del condado de Suffolk."

Montes añadió que, "si bien el reporte reconoce que Levy ha tomado medidas para remediar la situación, las mismos oficiales federales reconocen que son simbólicas y no son suficientes. La administración Levy debe hacer más para poder ganarse la confianza de la comunidad hispana".

Montes destaca que entre las recomendaciones más sobresalientes hechas por el Departamento de Justicia está, el emplear traductores para mejorar el trabajo de la policía al momento de recabar información para ayudar a solventar crímenes de odio y de otra índole.

"Se puede argumentar filosóficamente que el dinero en traducciones es una carga tributaria al estado, la realidad es que hay comunidades que necesitan esos servicios y la misma policía los requiere para hacer más efectiva su tarea de seguridad pública. La realidad es siempre más importante que cualquier discusión política", aseguró Montes.

Según datos del Censo 2010, el condado de Suffolk de Long Island, Nueva York tiene una población de 1.493.350 habitantes, de los cuales 246. 239 son hispanos, de esos 77.117 son centroamericanos, destacándose entre ellos los salvadoreños que suman 52.315. En el área de Long Island está la mayor concentración de salvadoreños en Estados Unidos.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino