World

Obama comienza el día de recuerdos en la zona cero

  • El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama, el ex presidente George W. Bush y la ex primera dama Laura Bush inclinan la cabeza durante un momento de silencio durante la ceremonia conmemorativa por el aniversario del 11/sep en la zona cero de Nueva York, el 11 de septiembre del 2011 en Nueva York. (Foto AP/Pablo Martinez Monsivais)

    El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama, el ex presidente George W. Bush y la ex primera dama Laura Bush inclinan la cabeza durante un momento de silencio durante la ceremonia conmemorativa por el aniversario del 11/sep en la zona cero de Nueva York, el 11 de septiembre del 2011 en Nueva York. (Foto AP/Pablo Martinez Monsivais)  (Copyright 2011 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.)

  • La ceremonia de conmemoración del décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre se realizó en el monumento conmemorativo del Centro de Comercio Mundial el domingo 11 de septiembre del 2011, en Nueva York. (Foto AP/Mark Lennihan)

    La ceremonia de conmemoración del décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre se realizó en el monumento conmemorativo del Centro de Comercio Mundial el domingo 11 de septiembre del 2011, en Nueva York. (Foto AP/Mark Lennihan)  (Copyright 2011 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.)

El presidente Barack Obama comenzó el domingo las ceremonias en recuerdo de los caídos el 11/sep visitando la zona cero, donde acarició los bajorrelieves de bronce con los nombres de los que perecieron en el Centro de Comercio Mundial.

Obama, de mano de su esposa Michelle, realizó primero un paseo acompañado por su predecesor George W. Bush y su esposa Laura, hasta el espejo de agua de la torre norte, abierto en los cimientos del edificio abatido, donde los cuatros bajaron la cabeza. El cuarteto saludó luego a los familiares de quienes perecieron en los ataques.

El cometido de Obama era simplemente hacer acto de presencia — en Nueva York, luego en Pensilvania y el Pentágono — mientras Estados Unidos hacía una pausa en el décimo aniversario de los ataques terroristas que acabaron con la vida de casi 3.000 personas.

La ceremonia conmemorativa en la zona cero los únicos comentarios públicos de Obama fueron la lectura del salmo 46, referido al refugio en Dios y su poderío.

"Estad quietos, y conoced que yo soy Dios", recitó el presidente.

More On This...

Bush tuvo un breve gesto de solidaridad al concluir Obama la lectura. Ambos mandatarios y sus esposas estuvieron rodeados de vidrio a pruebas de balas durante la ceremonia, indicio de las redobladas medidas de seguridad.

Obama, que era senador por el estado de Illinois al ocurrir los ataques del 2001, pidió este fin de semana a los estadounidenses que recuerden lo sucedido y sirvan al país, encarando juntos un futuro común.

"Diez años después sostengo que Estados Unidos superó esto en forma consecuente con nuestro carácter", dijo al canal de televisión NBC en una entrevista diferida. "Cometimos errores. Algunas cosas no han ocurrido con la premura que debieran. Empero, en conjunto peleamos con al-Qaida, mantuvimos nuestros valores y mantuvimos nuestro temple".

Obama hablará en público únicamente en la ceremonia de Washington, el domingo por la tarde, tras visitar los tres lugares atacados por los terroristas.

Después de Nueva York, el mandatario hará escala en Shanksville, Pensilvania, donde los pasajeros de un avión combatieron con los secuestradores y estrellaron el aparato. Al parecer los secuestradores pensaban haber atacado la Casa Blanca o el Capitolio.

Obama regresará a Washington para colocar una ofrenda floral en el Pentágono y asistir al "Concierto de la esperanza" en el Centro Kennedy. El concierto es una realización de la Catedral Nacional de Washington.

En su entrevista con NBC, Obama recordó su regreso al hogar tras los ataques y mecer en sus brazos a su hija Sasha. "Nuestra reacción fue, y sigue siendo, un inmenso dolor por las familias afectadas. Otra cosa que todos recordamos es la forma en que se unió Estados Unidos".

El sábado, el presidente se detuvo en el Cementerio Nacional de Arlington para visitar las tumbas de los soldados muertos en Irak y Afganistán y acompañado de su familia acudió a un comedor social, además de pedir a los estadounidenses que participen en un día de servicios comunitarios.

Based on reporting by the Associated Press.

Follow us on twitter.com/foxnewslatino
Like us at facebook.com/foxnewslatino