World

Seis habilidades esenciales que todos los empleados necesitarán en el 2011

Irvine, CALIFORNIA- Cuando mis padres cubanos llegaron a Estados Unidos tras la revolución de Castro, el bien más preciado que trajeron fue su perspectiva. Fue esa perspectiva, sus valores de inmigrantes, lo que les permitió adaptarse y finalmente prosperar en un nuevo país, una nueva cultura y nuevos desafíos en el lugar de trabajo.

Anticipándome al 2011, se me ocurre que todos los empleados enfrentarán desafíos similares. Estados Unidos está sufriendo grandes cambios (y a un ritmo cada vez más acelerado) durante estos arduos momentos económicos posteriores al 2008, con trastornos, simultáneos, en las esferas política, social y económica. El clima político es duro, el tejido social está desgarrado en muchos lugares, y la economía sigue dando malas noticias en términos de ejecuciones, negocios fracasados y el gran desempleo.

>>> Baje aquí el libro: Las seis razones por las que el Liderazgo Hispano salvará las empresas de los Estados Unidos

¿Cómo sobrevivir en este terreno difícil y cambiante? Creo que los valores del inmigrante (en mi caso hispano, pero de hecho, Estados Unidos es un mosaico de muchos grupos de inmigrantes) servirán a cualquier empleada que se anticipe al nuevo año y se adapte para sobrevivir. Estos seis valores en particular, y sus competencias asociadas, me parece que son esenciales:

1. Perspectiva del inmigrante:

Como un inmigrante que llega a un país nuevo sin otra cosa que fe, esperanza y amor, los empleados no deben ser miopes cuando las oportunidades se presentan. Necesitamos ver que las oportunidades están en cualquier lugar, todos los días y debemos sacar el mejor provecho de las que se crucen en nuestro camino. Es necesario que veamos las oportunidades que los demás no ven.

2. Visión circular:

Mi familia, como la mayoría de las familias de inmigrantes, sufrió crisis y cambios en su país natal, lo que fortaleció en nosotros una especie de sexto sentido esencial, una capacidad para anticiparnos a las falsas promesas y a los resultados inesperados. Como nuestra perspectiva de inmigrantes nos permite ver las oportunidades que otros no pueden, somos expertos en anticipar las crisis y manejar los cambios antes de que las circunstancias nos fuercen. En el 2011, todos los empleados deberán desarrollar esta capacidad de vislumbrar lo que deparará el futuro.

3. Pasión latina:

Nuestra capacidad de inyectar pasión intensa a todo lo que hacemos nos convierte en pioneros poderosos. No solo nos abrimos caminos que pocos transitarían sino que vamos hasta el final. Nuestra pasión nos abre nuevas puertas de posibilidades que apuntamos a compartir con los demás. Cuando el terreno es difícil, sólo la pasión por la búsqueda lo llevará a buen final.

4. Espíritu emprendedor:

En Estados Unidos, usted podría ser un empresario. En Latinoamérica, usted debe serlo. La capacidad de ver y aprovechar las oportunidades de forjar relaciones, promover el comercio y mejorar la humanidad es un mecanismo de supervivencia innato para los inmigrantes y debe serlo para todos los empleados en el 2011.

5. Propósito generoso:

El dar está en nuestra naturaleza. Nos educan para que tengamos en cuenta las necesidades de los demás tanto como las nuestras. Esto se inicia dando dentro de nuestra familia cuando somos jóvenes, y luego, cuando crecemos, aprendemos que somos parte de una familia mayor que está a nuestro alrededor. Nuestra predisposición a dar a los demás de lo que cosechamos nos asegura una cosecha continua. Los empleados que adopten esta actitud de abundancia, de ver el vaso medio lleno, encontrarán que el 2011 será un año de oportunidades sorprendentes.

6. Promesa cultural:

Nuestro estilo familiar de relacionarnos introduce, potencialmente, a todos dentro del círculo. Los lazos comerciales más sólidos en toda la cadena de valores se producen cuando los empleados, socios y distribuidores por igual, son tratados como una familia. El trato es correspondido y las oportunidades continúan apareciendo. Nuestro compromiso cultural es que el éxito llega más a quienes están rodeados de personas que quieren que su éxito continúe. Los empleados y las empresas que adopten esta actitud y practiquen esta habilidad prosperarán en el 2011.

2011: el año de la perspectiva del inmigrante. Debido a que los tiempos lo demandan y que todos los empleados deben aprovechar las oportunidades que esta perspectiva les brinda.

A continuación encontrará algunos consejos para comenzar en el 2011:

• acepte la diversidad

• participe en iniciativas empresariales de responsabilidad social (CSR)

• defina su marca personal

• cree oportunidades para los demás

• comparta libremente sus ideas e ideales

• sea importante

Analizaremos estos consejos y muchos otros conceptos que les ayudarán a ser más importantes durante la próxima década.

Deseamos que esta perspectiva del inmigrante les sea de utilidad.

AOL NOTICIAS