Latino

La deuda de Obama con los latinos; 'reconectando' partidarios

whitehouse.gov

 (whitehouse.gov)

En un foro con AOL Latino y HuffPost LatinoVoices, el presidente Barack Obama declaró que la comunidad hispana sigue teniendo en él al mejor defensor de una reforma migratoria integral pero que no sólo depende de él, y agregó que no beneficia al debate "seguir perpetuando la noción de que puedo hacer estas cosas por mi cuenta".

Obama también indicó que está seguro de "que en el trancurso de mi vida tendremos un candidato latino a presidente que ganará". Instó a la comunidad hispana a equiparar la fortaleza de sus números con su voto porque incrementado su participación en las urnas "ambos partidos responderán a los asuntos de interés para los latinos".

En la mesa redonda cibernética en la Casa Blanca, donde además participaron Yahoo y MSN Latino, el presidente respondió preguntas directas de los lectores de estos foros en español en temas de interés para la comunidad latina: reforma migratoria, desempleo, educación, salud, Seguro Social, relaciones bilaterales con México, la crisis del trasiego de armas y drogas, Cuba, Puerto Rico, el poder del voto latino, y hasta la ley de Defensa del Matrimonio entre personas del mismo sexo (DOMA).

Las preguntas sobre inmigración, empero, dominaron el intercambio. El presidente reiteró su compromiso con la reforma migratoria integral, una promesa de campaña de 2008 que no se ha concretado. También repitió el argumento de que los demócratas no cuentan con ningún apoyo republicano contrario a años anteriores. Incluso este año el proyecto de legalización de jóvenes indocumentados, DREAM Act, no cuenta con el apoyo de ningún republicano, ni siquiera de sus pasados auspiciadores.

Además, dijo, "para cambiar las leyes" se requiere avanzar en "una Cámara Baja controlada por los republicanos y se requieren 60 votos del Senado", argumento que algunos críticos cuestionan pues en los primeros dos años de su gestión ambas cámaras estuvieron bajo control demócrata. No obstante, siempre se han requerido votos republicanos para compensar por los demócratas más conservadores opuestos a dicha reforma.

More On This...

Aunque Obama se mantuvo sereno en todo momento, quizá la única pregunta que lo movió fue formulada a nombre de César, un joven estudiante de leyes de Nueva York, que cuestionó por qué el presidente no ha hecho más para avanzar el DREAM Act.

"Existe esta noción de que puedo cambiar las leyes unilateralmente y no es cierto", afirmó Obama. "No es de beneficio al debate perpetuar la noción de que puedo hacer estas cosas por mi cuenta", dijo. "Vivimos en una democracia", agregó, y recordó que es el Congreso quien avanza leyes que él pueda promulgar. "Hay que reconocer cómo funciona el sistema", pero aclaró que "en nadie tendrán un mayor defensor que en mí".

Gabriel Lerner, editor de AOL Latino y Latino Voices Huff Post, le preguntó al presidente sobre la cifra récord de deportaciones bajo su administración y el hecho de que no siempre se ha tratado de personas con historial criminal.

Obama afirmó que "las estadísticas pueden ser un poquito engañosas" porque muchas de las repatriaciones se han dado en la misma frontera y de forma expedita "y cuentan como deportaciones".

Pero Obama defendió los cambios que ha implementado su administración para priorizar las deportaciones y concentarse en verdaderos criminales y no en Soñadores, por ejemplo.

Sin embargo, en los pasados días varios sectores han criticado que a pesar de los cambios muchas personas que no deben ser prioridad de deportación siguen enfrentándola. La semana pasada, uno de los líderes nacionales del movimiento del DREAM Act, Matías Ramos, anunció que le removieron un brazalete electrónico que le habían colocado las autoridades.

A la pregunta de qué hara para generar empleos que ayuden a una comunidad con una tasa de desempleo de 11%, Obama aprovechó para impulsar su plan de creación de trabajos que incluye proyectos de infraestructura "que pueden emplear a trabajadores de construcción, muchos de los cuales son latinos", y que, entre otras cosas, concede créditos tributarios para las pequeñas empresas, 250 mil propiedad de latinos, que pueden generar empleos.

El plan, dijo Obama, "puede hacer que 1.9 millones de personas encuentren trabajo".

Sobre Cuba y el embargo, Obama reiteró que Estados Unidos está "abierto a una nueva relación si el gobierno de Cuba toma pasos adecuados" en materia de derechos humanos y la liberación de presos políticos. A la pregunta de Lerner sobre si esas condiciones incluyen reformas económicas, Obama dijo que es difícil separar la libertad de las reformas económicas.

Finalmente, en torno a la importancia de la comunidad latina en la fibra política del país y cuando incluso se rumora que los republicanos ponderan colocar a un hispano, el senador federal de Florida, Marco Rubio, como aspirante vicepresidencial en una futura mancuerna republicana, Obama muy certera y astutamente no hizo referencia a ninguna de estas figuras republicanas y sólo habló de la importancia de que los latinos reflejen la magnitud de sus cifras registrándose y votando.

Y habla por experiencia. El aumento en la cifra de latinos que se registraron y que votaron en las elecciones presidenciales del 2008 contibuyó al triunfo de Obama en estados clave y en consecuencia, lo ayudaron a ganar la Casa Blanca con 67% del voto latino.

Ese apoyo se ha visto erosionado por el descontento de un sector de la población hispana con la falta de una reforma migratoria y por el desempleo.

Obama inició en días pasados una gira por estados electorales clave para su reelección con fuerte presencia hispana para reconectar con esos votantes que necesitará en 2012 para su reelección.

El foro de hoy, aunque en el marco del Mes de la Hispanidad, le ofreció la oportunidad de continuar el proceso de reconexión con un importante segmento electoral.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino