LIFESTYLE

Sistema penitenciario EE.UU.: Inmigrantes a la venta

The hands of Raul Ortiz Gonzalez, an alleged member of kidnapping gang "Los Rojos," are handcuffed as he is presented to the press after his arrest in Mexico City, Wednesday, July 29, 2009. Ortiz is a suspect in the 2007 kidnapping and murder of Silvia Vargas. (AP Photo/Marco Ugarte)

The hands of Raul Ortiz Gonzalez, an alleged member of kidnapping gang "Los Rojos," are handcuffed as he is presented to the press after his arrest in Mexico City, Wednesday, July 29, 2009. Ortiz is a suspect in the 2007 kidnapping and murder of Silvia Vargas. (AP Photo/Marco Ugarte)  (AP2009)

En marzo de 2009, Roberto Martinez-Medina fue detenido y arrestado por no traer su licencia de conducir y prueba de su estatus legal. Medina fue enviado al centro de detención Stewart de CCA (Corporación de Correcciones de America) en Lumpkin, Georgia. Menos de un mes después Roberto-Martinez Medina estaba muerto.

Durante su detención en el centro Stewart –la prisión privada más grande del país– Medina se había quejado de una enfermedad del corazón la cual padecía ya con anterioridad. El personal del centro penitenciario le negó una y otra vez la atención médica. Y es que en este centro de detención no existe servicio médico alguno y el hospital más cercano queda a más de una hora. La razón por la que Stewart no tiene servicio médico: CCA lo eliminó entre otros servicios necesarios para incrementar sus ganancias.

Bryan Holcomb, un exempleado de CCA especializado en el área do control de calidad para la empresa, habló exclusivamente con Cuéntame y expuso detalladamente las operaciones negligentes por parte del centro de detención en Stewart. Holcomb asegura que tal negligencia es una práctica común en ésta ubicación ya que a menudo hay cortes al gasto sobre todo en servicios básicos. Y lo que es aún peor, Holcomb dice que CCA ha hecho todo lo posible para encubrir el maltrato y el abuso a migrantes detenidos en Stewart, desde proveerles agua contaminada hasta el uso de agentes químicos para irrumpir cualquier discusión.

El último documental de investigación de Cuéntame, titulado "Inmigrantes A La Venta" se enfoca precisamente en el mal andar del sistema penitenciario en Estados Unidos, sobre todo en el negocio lucrativo de los centros de detenciones de migrantes. La persecución continua de inmigrantes ha creado un negocio multimillonario de prisiones privadas cuyo objetivo se basa en lucrar por medio del arresto y la encarcelación de migrantes. Por medio de lucrativos contratos los cuales son pagados por el estado con el dinero de los impuestos, estas corporaciones ganan aproximadamente $200 la noche por inmigrante detenido.

Segmento del documental:

La ganancia no se reinvierte en los centros de detención para proveer por lo menos servicios básicos y necesarios, sino que el dinero va a llenar el bolsillo de los grandes ejecutivos que ven en el sistema migratorio una máquina infinita de dinero. No debe sorprender el hecho de que estas mismas entidades privadas han abogado exitosamente por la adopción de leyes y normas anti-inmigrantes através de todo el país – las cuales les garantizan el acceso a más prisioneros y por ende más dinero.

De hecho, el estado de Georgia – donde se encuentra éste centro de detención – recientemente aprobó la ley HB87, criminalizando la migración. El gobernador Nathan Deal, quien impulsó y firmó dicha ley, recibió miles de dólares en contribuciones por parte de CCA durante la última campaña electoral. Indocumentados o no, si no pueden probar un estado migratorio legal, los migrantes serán enviados a estos centros de detenciones y enfrentarán condiciones que atentan contra su salud, su bienestar físico e inclusive su vida – como fue el caso de Roberto Martinez-Medina. Mientras tanto los ejecutivos continuan embolsandose las ganancias.

CCA lucró con la detención de Martinez-Medina e incrementó sus ganancias al negarle acceso médico. Tales condiciones inhumanas representan una seria violación al derecho humano. La obsesión por cortar gastos para incrementar las ganancias se ve reflejada en un abuso continuo a la integridad de los detenidos.

Ya existe una demanda en contra de CCA, la cual Cuéntame ha hecho pública en su portal de internet. Hasta la fecha todos los involucrados han negado su responsabilidad.

Lo que queda es cuestionar seriamente nuestro sistema de detención a migrantes: ¿Acaso es justo que corporaciones lucren con la detención, abuso y muerte de inmigrantes?

Axel W. Caballero nació en Hermosillo, Sonora, México. Es director, productor y fundador de la organización y casa de producción Cuéntame.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino